Cómo superar la ansiedad desde 8 puntos de vista diferentes

Si tienes ansiedad, sé que tu mayor deseo es volver a ser la de antes. Es muy posible que en muchos momentos te sientas agobiada, impotente y desesperanzada porque no encuentras salida a tu problema. No sabes muy bien qué hacer para que la ansiedad desaparezca de tu vida. 

Quizás ya has probado muchas cosas y por eso hoy te traigo 8 formas diferentes de mirar de cara a la ansiedad y superarla

Porque el hecho de que ya hayas probado alguna cosa y no te haya funcionado no significa que nada funcione. Solo necesitas encontrar la técnica, la persona y el momento adecuado para ti. 

La clave principal para dejar atrás un problema de ansiedad es contar con ayuda psicológica idónea combinada con otras herramientas, como Mindfulness, Yoga o Pilates, además de una correcta alimentación y los suplementos necesarios para equilibrar los valores que están alterados en el organismo. 

En este post, 8 profesionales te cuentan el mayor momento de ansiedad que han tenido en su vida y sus conocimientos para superar la ansiedad. Si quieres saber cómo te puede ayudar el Pilates, el Yoga, la Osteopatía, la Naturopatía, la escritura, la alimentación o Mindfulness, aquí te lo cuentan.

CELESTE ROLDÁN. Fisioterapeuta e instructora de Pilates. La encuentras en pilatessaludsevilla.com/

El momento de mayor ansiedad en mi vida

En el año 2003 descubrí el método Pilates y desde ese momento decidí apostar por el movimiento como base para la prevención y recuperación de lesiones y patologías o dolores crónicos.

Esta decisión supuso un cambio radical en mi vida porque implicó renunciar a un trabajo estable para emprender un nuevo proyecto basado en una técnica desconocida en esa época, sin saber cuál sería el resultado.

Esa transición me llevó a sentir en primera persona lo que hasta entonces había escuchado en muchos pacientes: la ansiedad.

La emoción principal que me acompañó durante esa etapa fue el miedo: a lo desconocido, a perder mi estabilidad laboral, a equivocarme, a ir contracorriente, etc.

Experimenté síntomas físicos como dolor en el pecho, dificultad para respirar, hormigueos, dolor de cabeza e insomnio.

Pude comprobar cómo durante las horas de trabajo, mientras impartía clases, esos síntomas mejoraban e incluso llegaban a desaparecer. Si a mí me ayudaba, mis pacientes también se verían beneficiados.

Cómo ayuda Pilates al tratamiento de la ansiedad

Te animo a practicar Pilates porque:

  • Facilita la liberación de sustancias químicas naturales de tu cuerpo que te aportarán sensación de bienestar, como son las serotoninas y las endorfinas.
  • Aprendes a coordinar movimiento y respiración para conseguir una óptima oxigenación que incrementará tu energía y mejorará el trabajo muscular. El  funcionamiento correcto de la respiración facilita la relajación general y evita sensaciones de ahogo o bloqueo, que después puedes aplicar a tu día a día.
  • Trabajas la relación cuerpo-mente. Esto facilita estar en presente, y por lo tanto, “desconectar” de los miedos y los problemas. Durante una sesión de Pilates tendrás que conectar con tu cuerpo para reconocer su posición en el espacio, dirigir los movimientos desde zonas concretas y conseguir metas. De esta forma tu mente no podrá estar en otro lugar que no seas tú en ese momento. Estarás meditando mientras te mueves.
  • Te ayuda a conseguir metas y superar retos que mejoran tu autoconfianza. Tu movilidad, fuerza, estabilidad y equilibrio se van incremenando de forma progresiva. Las sesiones irán adaptándose constantemente para evitar que tu cuerpo se acomode y logres objetivos nuevos.
  • Mejora tu aspecto físico y la capacidad de moverte para relacionarte con el entorno. En poco tiempo identificarás un aumento de tu agilidad y soltura en los movimientos que facilitarán la realización de actividades de la vida cotidiana que ahora no haces o haces con dificultad.
  • Consigues mejorar o eliminar dolores y molestias físicas, al aumentar la movilidad en todas tus articulaciones, la fuerza muscular y la capacidad de sujeción de tu columna vertebral.

Como ves, en el método Pilates encontrarás un gran aliado para tu salud física y mental. 

EVA BARGUES. Coach nutricional. La encuentras en begreenchica.com

El momento de mayor ansiedad en mi vida

El mayor momento de ansiedad de mi vida fue, cuando con 26 años, me mudé a Suecia a vivir con mi novio sueco. No conocía el idioma ni las costumbres del país, que eran muy diferentes a las de España, y, a pesar de que acababa de terminar mis estudios de Ingeniera Industrial, tenía la sensación de que estaba empezando de cero en mi vida: aprender a hablar, aprender a comportarme socialmente, buscar vivienda, encontrar trabajo por primera vez, etc. 

Fue un momento muy estresante que desembocó en un trastorno alimenticio. Cuando empecé a trabajar becada en Ericsson, me daba atracones para compensar la ansiedad y luego vomitaba lo que comía. Esta situación duró varios años hasta que empecé a estudiar cómo nutrirme correctamente.

Cómo ayuda la alimentación al tratamiento de la ansiedad

Gracias a los estudios de Health Coach en el Health Mastery Institute, fui consciente de que llevaba décadas desnutrida a causa de todas las dietas que había hecho desde los 13 años.

La desnutrición puede provocar ansiedad, antojos y atracones. La evidencia científica emergente indica que una dieta pobre, baja en valor nutricional -alimentos procesados ricos en calorías, grasas saturadas y sodio- está vinculada a un aumento del riesgo de desarrollar un trastorno de ansiedad. Mejorar la calidad de la dieta entonces, como puedes ver, te ayuda a mejorar el estado de ánimo y la sensación de bienestar. Nutrientes específicos que pueden ser beneficiosos para los trastornos de ansiedad son:  vitamina B12, colina, magnesio, zinc, omega-3, triptófano (precursor de serotonina),vitamina E, C, D carotenoides, flavonoides y polifenoles.

También es muy importante beber agua porque se ha demostrado que un mínimo signo de deshidratación provoca un aumento en la irritabilidad e intranquilidad.

La salud de nuestra flora intestinal también es vital para la salud del cerebro. El intestino y el cerebro están conectados. Parece que lo que comemos cambia la composición y actividad metabólica de la microbiota intestinal, y esto tiene importantes consecuencias en nuestra salud fisiológica y mental.

Comer una dieta rica en verduras, fruta, legumbres, cereales en grano completos y frutos secos y semillas, garantiza la nutrición que necesitas para no sufrir de ansiedad por desnutrición.

SERGIO HIDALGO. Fisioterapeuta, osteópata y terapeuta craneo-sacral. Tiene su clínica en Sevilla. Lo puedes encontrar en https://www.facebook.com/shfisioterapiaosteopatia/

El momento de mayor ansiedad en mi vida

Hay dos momentos en los que he vivido la ansiedad de forma intensa. Uno de ellos, las semanas antes de los exámenes de de postgrado. Durante esos periodos me sentía bloqueado, me costaba gestionar correctamente el tiempo porque parecía no poder distinguir lo importante de lo urgente y la calidad de mi sueño se deterioró enormemente.

El otro ha sido a partir de conflictos de pareja, en que la comunicación era escasa y llevaba a malos entendidos por ambas partes.

En esos momentos caía atrapado en una cascada de emociones negativas. La ira y la ansiedad se hacían evidentes, aumentando mi frecuencia respiratoria y mis pulsaciones. Me invadía cierto nivel de impotencia que se retroalimentaba por no tener la mente clara para poder resolver el problema.

Cómo ayuda la osteopatía al tratamiento de la ansiedad

Si estás viviendo tu vida con ansiedad, es muy probable que sientas que llevas un peso encima que no te corresponde, a veces te parece que te falta el aire, te sientes cansada y te cuesta dormir por las noches. 

La OSTEOPATÍA es una gran ayuda en estos casos. Esta terapia, a pesar de que se creó en 1874, se está popularizando mucho en la actualidad. Aunque se ha asociado al tratamiento de huesos y articulaciones, llega mucho más allá.

Cada día acuden a mi consulta pacientes que vienen con dolor en el cuello, con problemas digestivos, trastornos del sueño, dolor de mandíbula, dificultad para respirar, sin darse cuenta de que su vida es un cúmulo constante de ansiedad y estrés. A veces sí  son conscientes, pero creen que han de resignarse a vivir con ello y que “es lo que toca”. Y no, no estamos condenados a la ansiedad, podemos ponerle solución.

En consulta, me gusta escuchar de forma activa y atenta a las personas a quienes atiendo, para que puedan expresar eso que sienten como carga, que las agota, que endurece sus músculos y las engarrota. En la camilla conectan consigo, a la vez que localizo esos bloqueos y zonas rígidas en su cuerpo para liberar esas tensiones.

También enseño a respirar de forma adecuada, para inducir la relajación en todo el cuerpo y que la vitalidad crezca. La relajación es fundamental para que tu cuerpo se repare, para que tu salud mejore y para que tu nivel de ansiedad se reduzca, hasta que consigas superarla de la mano de la terapia psicológica.

VICTORIA PÉREZ. Naturópata. La encuentras en planetavital.com

El momento de mayor ansiedad en mi vida

Mi momento de mayor ansiedad ocurrió en la época en que, tras una separación, me quedé también sin trabajo, sola y con una niña pequeña. La expectativa era oscura. No conseguía dormir y mi estado de ansiedad llegó a cambiarme el carácter y a afectar a mi salud en muchos aspectos: cogí peso, me sentía cansada, irritable, etc. En la fase más intensa recurrí a algún medicamento para reducir la ansiedad, pero el apoyo de los conocimientos en naturopatía y la ayuda psicológica hicieron posible que los tomase por muy poco tiempo y sin mayores consecuencias.

Cómo ayuda la naturopatía al tratamiento de la ansiedad

Cuando atraviesas una época con ansiedad, tu cuerpo se desequilibra más allá de la mente. Tu estómago, tus suprarrenales, tu cerebro y toda la química que la acompaña, se altera y puede llevar a carencias y desórdenes importantes.

En mi caso, con la ayuda de un compañero de profesión (porque aquello de curarse a una misma no funciona para nadie), diseñé un tratamiento para restablecer los niveles adecuados en mi organismo con el aporte de sustancias como las vitaminas -las del grupo b son imprescindibles para el sistema nervioso-, minerales, oligoelementos y otros suplementos.

Por ejemplo, el triptófano es un aminoácido esencial que ayuda a calmar los nervios y es fundamental para generar serotonina, la llamada hormona de la felicidad. También participa en la síntesis de melatonina, la hormona que regula los ciclos de vigilia y sueño.

Si no hay suficiente triptófano, también faltará vitamina B3, lo que favorece la aparición de ansiedad, insomnio o incluso depresión. Si las condiciones externas propician el estrés, la necesidad de vitamina B3 será aún mayor.

La carencia de ácidos grasos omega 3 también provoca nerviosismo, falta de concentración y  baja las defensas.

Por eso, si estás bajo estrés y con ansiedad, has de restablecer el desequilibrio que se ha producido en tu cuerpo con todas estas sustancias para mejorar el estado de ánimo y dormir mejor. Puedes leer más sobre todo esto en el artículo 7 alimentos relajantes para calmar la ansiedad y el estrés y en Vitaminas del grupo B. Valioso suplemento natural

Como naturópata, puedo ayudarte a que tu organismo reciba todo lo que necesita para restablecer su punto óptimo cuanto antes, y no estar demasiado tiempo consumiendo medicación que puede tener efectos perjudiciales, sobre todo si se consumen por un tiempo prolongado. 

En todos los casos, una suplementación y un tratamiento natural adecuado, junto con la ayuda psicológica, hacen posible que todo vuelva a ser como antes.

DIEGO MORALES. Instructor de yoga. Lo encuentras en escuelasoham.com/

El momento de mayor ansiedad en mi vida

Tras el comienzo de la crisis económica provocada por el Coronavirus, con el parón de un negocio recién abierto y la finalización de una relación de pareja con la que convivía desde hace años, innumerables síntomas de ansiedad, estrés y confusión surgieron ante este nuevo desafío que la vida me tenía preparado. 

Las sensaciones de presión en el pecho, sudoración a la hora de dormir,  jaquecas de tanto querer pensar y pretender controlar tantas nuevas situaciones, me estaban empujando hacia un callejón sin salida. Me daba cuenta de que mi respiración no era adecuada, mi tensión muscular se me iba de las manos y repercutía en mi movilidad diaria y en molestias y dolores musculares habituales de piernas, espalda y cuello. En los momentos de mayor ansiedad, la confusión ocupaba mi mente.

Cómo ayuda el Yoga al tratamiento de la ansiedad

Decidí sumergirme entonces con mayor profundidad en la práctica de Yoga. Comencé a realizar prácticas específicas de respiración llamadas “pranayamas” donde, poco a poco, iba consiguiendo que el aire entrase de forma más plena y consciente hacia la totalidad de mis pulmones y liberara la tensión del diafragma que impedía la expansión pulmonar, y por tanto, la oxigenación adecuada de mi cuerpo. La respiración, unida a determinados movimientos de yoga llamados “asanas”, disolvía esa presión en el pecho y lograba sentirme más ligero y relajado después de cada sesión. 

Fui recuperando confianza y claridad mental y logré liberar todas esas emociones de preocupación, así como esas sensaciones físicas de dolor y rigidez, ayudándome a dormir mejor, a soltar tensión de hombros y piernas y sobre todo a disfrutar más del día a día. Me ayudó a crear una nueva vida. Reabrí mi negocio, he  conocido a muchas personas y he tenido experiencias nuevas muy enriquecedoras, desde ese estado de confianza y plenitud que se hacía cada vez más fuerte en mi día a día. Mi actitud cambió por completo y pude conectar profundamente con la aceptación y la gratitud, una forma más plena y consciente de vivir. 

El Yoga: 

  • Te ayuda a liberar sensaciones de peso y compresión en el pecho mediante la respiración
  • Adquieres consciencia corporal para que tu posición diaria sea la correcta y se libere exceso de rigidez y molestias en cuello y espalda especialmente, a través de la práctica postural y meditación. 
  • Te ayuda a dormir con profundidad y realmente descansar. 
  • Te produce una sensación de amor propio que te lleva a una mayor seguridad y confianza natural en tu día a día. 
  • Relaja la expresión facial, proyectando mayor sensación de juventud y vigor. 

EURI MÉRIDA nos habla de Mindfulness. La encuentras en otraformadevivirtuvida.com 

Psicóloga sistémica especializada en relaciones humanas. Acompaña a personas inseguras, sensibles emocionalmente y tímidas a superar sus inseguridades, temores y bloqueos en la comunicación.

El momento de mayor ansiedad en mi vida

El momento de mayor ansiedad en mi vida fue durante mi niñez y adolescencia, cuando tenía que hablar en público frente a mis profesores y compañeros. Me ponía muy nerviosa, se me cortaba la respiración, sentía tensión por todo el cuerpo y no quería ir al colegio.  

Afortunadamente lo superé con ejercicios de relajación-mindfulness, manejo de las emociones y autoconfianza con apoyo psicológico, talleres de habilidades sociales y gestión emocional.

Cómo ayuda Mindfulness al tratamiento de la ansiedad

Una definición sencilla de mindfulness es “vivir la experiencia de estar en el presente (aquí y ahora) con aceptación, curiosidad,  interés y sin emitir juicios”. 

Es útil para reducir la ansiedad porque aprendes a vivir en el presente con más serenidad, sin angustiarte por el futuro y hundirte de dolor por el pasado.

Jon Kabat-Zinn desarrolló un programa de reducción del estrés basada en la atención plena (MBSR) con beneficios positivos para pacientes con dolor crónico, cáncer, estrés y ansiedad, entre otros.

La práctica de mindfulness te ayuda a

  • Observar desde fuera los pensamientos y emociones tóxicas: te conviertes en observadora de tus experiencias internas -emociones y pensamientos- desde una perspectiva diferente, sin juzgarte, sin hacerte daño, sin dejarte atrapar por ellos. Tomas el control de tu vida. Te das cuenta que tú eres más que tus pensamientos y emociones, ellos no se apoderan de ti.
  • Respirar con más conciencia: dejas de respirar de forma superficial y entrecortada para conectar suavemente con una respiración más profunda, serena y atenta. Eres más consciente de las sensaciones positivas de la respiración en tu cuerpo y en tu mente. Te sientes con más equilibrio y notas cómo los pensamientos y las emociones se disipan como las nubes en movimiento.
  • Reducir el exceso de preocupaciones por el futuro. Empiezas a vivir más en el ahora. Mindfulness te ayuda a estar más en el presente, expresar gratitud por la vida y a disfrutar más intensamente de ti y de los hermosos momentos que te ofrece. 
  • Aprender a cuidarte: la ansiedad hace que te pierdas en el laberinto de los temores y comunicación tóxica contigo misma. Aprendes a poner foco en tu vida desde el amor, la alegría, la compasión y el autocuidado.  
  • Disminuir el estrés: la sensación de alerta y tensión corporal constante desaparece con los ejercicios de meditación activa y pasiva: aprendes a relajarte progresivamente soltando las tensiones corporales y emocionales. Descubres que puedes disfrutar del silencio y acallar los ruidos mentales.
  • Disminuir tu necesidad de estar preocupada excesivamente por los demás. Mindfulness te ayuda a sentirte con más asertividad y calma al comunicarte con otras personas, te ayuda a ser más compasiva, respetar los espacios de cada persona y a construir relaciones más saludables.

MANU ROMÁN. Instructor de Yoga, Meditación, Movimiento, Chikung, Acupuntor y algunas cosas más como ingeniero industrial. Lo encuentras en sharmamovimientoyconciencia.com/

El momento de mayor ansiedad en mi vida

El mayor momento de ansiedad de mi vida fue cuando acabé en un trabajo que no me gustaba, al que no quería ir y que me mantenía sentado 12 horas al día en una silla, en una oficina sin luz natural y cobrando menos de 600€.

No dormía, tenía taquicardias, dolores abdominales, naúseas, dolores de cabeza y falta de respiración.

La respiración, según tradiciones como el Yoga y la Medicina Tradicional China, es la base de la vida.  El aire es un tipo de alimentación, ya que parte de la energía que tu cuerpo absorbe es a través del oxígeno que de él obtiene. Una respiración corta y acelerada se relaciona con estados mentales nerviosos, frenéticos y con miedo. En las situaciones de ansiedad, tu respiración se acelera y se acorta, hiperventilas.

Imagina tener un Ferrari y echarle solo chupitos de gasolina, ¿andaría un poco mal verdad?

Si te observas, casi seguro que tu respiración es superior, es decir, respiras con la parte alta del pecho y la clavícula. En los casos de mucha ansiedad, sólo hay respiración clavicular.

Si es tu caso, pasas todo el día hiperventilando, incluso durmiendo. En tu cuerpo entra mucho oxígeno y muy rápido pero tus pulmones no se ventilan adecuadamente.  

Tu diafragma está tenso y no puede funcionar adecuadamente y esto provoca tensión en todo tu cuerpo. Tu diafragma no cumple su función, ni masajea los órganos durante la inhalación, ni vacía los pulmones durante la exhalación, lo estás bloqueando, casi seguro que no mueves ni las costillas cuando respiras.

Por ejemplo, te costará estar durante 10 segundos cogiendo aire, y soltar por otros 10 sin sentir que te ahogas, estás limitando la capacidad de tus pulmones y con suerte respiras a medias. 

Lo que necesitas es ralentizar tu respiración, usar tu abdomen y tu diafragma para respirar.

Cómo ayuda la respiración abdominal al tratamiento de la ansiedad

  • Esta respiración te relaja, te centra en el momento presente y te ayuda a ver las cosas tal y como son.
  • Te ayuda a resolver problemas de forma fácil e intuitiva y a saber lo que quieres realmente.
  • Te ayuda con la digestión, con el nerviosismo y por supuesto reduce tus niveles de ansiedad de manera radical.
  • Tus pulmones se ventilan y tus células se llenan de oxígeno, lo cual se resume en bienestar general, sensación de paz y tranquilidad.
  • Tu corazón late más despacio y tu musculatura se relaja por completo.
  • Muchos estudios demuestran que las técnicas del Yoga y la meditación, en que se usa este tipo de respiración, entre otras, ayudan a rebajar los niveles de estrés y ansiedad. Aquí puedes ver uno de tantos.

¡Nos vemos respirando!

ELIANA VASQUEZ. La encuentras en espaciosdesoledad.com

El momento de mayor ansiedad en mi vida

El mayor momento de ansiedad de mi vida ocurrió justo después de la muerte de mi padre hace más de una década. Siempre fui una persona muy ansiosa, pero este evento en particular sin duda ha sido el más álgido de mi vida y desencadenó con él una ansiedad como mecanismo de defensa para atravesar el duelo.

Permanecí por mucho tiempo en un estado de negación que no me permitió llorar. Allí pasé varias semanas hasta que el cuerpo con su amoroso lenguaje comenzó a hacer el trabajo que yo no era capaz de hacer con mis lágrimas.

Comencé a somatizar todo tipo de síntomas desagradables. Una tristeza profunda estaba enquistada y tuvo que venir la ansiedad como gran aliada de esta emoción primaria para poder sacar todo el dolor que yo no me estaba permitiendo sentir.

La ansiedad llegó a mi vida con todo su equipo de rescate, con sus taquicardias, sus insomnios y su famoso miedo a la muerte, hasta que un día trajo a un compañero con el que trabaja frecuentemente, el pánico, este señor poco amable sí que sabe hacer su trabajo, él actúa como gran detonante de la ansiedad, haciéndote saber que tu mundo interior ha llegado a la cúspide de lo disarmónico.

Tardé tres años en salir de ese hoyo profundo. Con terapia y medicamentos logré asomar de nuevo la cabeza y pude vislumbrar lo que sería luego una vida de autoconocimiento y comprensión profunda.

Cómo ayuda la escritura al tratamiento de la ansiedad

Al pasar estos tres años me mudo de país y comienzo a refugiarme en la escritura, el desarrollo personal llega a mi vida y con él una necesidad profunda de documentar lo que me estaba pasando.

La escritura me salvó y me ayudó a apaciguar la ansiedad. Se había convertido esta emoción en una compañera habitual y no me había percatado de ello. Al parecer la había metido en mi equipaje sin darme cuenta y se fue a vivir conmigo a este nuevo país.

Y escribiendo me hice consciente de que todavía allí estaba. Se había escondido tras los efectos secundarios de la recuperación de un duelo. Realmente nunca superas la muerte de un ser querido, solo aprendes a vivir con el dolor, pero traes contigo todas aquellas emociones que no has sabido gestionar de manera correcta.

¿Cómo te das cuenta de ello? Hay muchas formas de hacer el hallazgo, pero yo lo hice escribiendo. 

Aprendí a hacer terapia con la escritura, hasta que tres años después creé un blog llamado Espacios de Soledad y mi primer post hablaba precisamente del duelo. Primero hice una escritura muy íntima hasta que un día decidí comenzar a publicar todo mi proceso. Dejar expuesto tu dolor no es nada fácil pero libera.

Escribiendo fue como hice el viaje de la mente al corazón. Escribiendo pude limpiar mis escombros emocionales y darme cuenta que la ansiedad no fue la única compañera en aquel tiempo de crisis. También estuvieron conmigo la angustia, la desolación, el desamparo, la frustración, la culpa, el desespero, el fastidio, el cansancio, el caos… Y a todo eso le llamé ansiedad.

Cuando no sabemos mencionar nuestras emociones y no nos atrevemos a sentirlas, llega la ansiedad como mensajera para hacerte saber que hay una reunión de emociones dentro de ti esperando cada una su turno para ser sentidas, entonces escribí, y las sentí mientras escribía.

Yo te invito a depurar tus emociones a través de la escritura, y a saber que si amplías tu vocabulario emocional, le darás un mejor sentido a tu misión de vida.

Gracias por compartir con Tu Vida Sin Ansiedad qué  aporta cada disciplina al tratamiento de la ansiedad.

Ahora que ya sabes cómo te puede ayudar cada profesional, dime: ¿qué es lo que más te ha sorprendido? Cuéntamelo en los comentarios. 

Si conoces a alguna mujer a quien esta información le puede ayudar, compártela con ella

Concha Martínez

Concha Martínez

Soy Concha Martínez, psicóloga especializada en ayudar a mujeres con ansiedad a liberarse de sus miedos y preocupaciones para que se sientan capaces de hacer frente a las situaciones que en estos momentos temen y tomen las riendas de su vida.

    Solicita una sesión de valoración

    Si ya te has decidido a deshacerte de tu ansiedad, solicitar una sesión de valoración es el siguiente paso.

    0 comentarios

    Enviar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Información básica sobre protección de datos

    Responsable: Concepción Martínez Del Río. Finalidad: Moderar los comentarios. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: los datos que me envíes se almacenarán en mi proveedor de hosting, que es OVH HISPANO S.L.. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

    Descárgate gratis la guía:

    “Primeros pasos para superar tu ansiedad y dejar atrás el pánico”

    Incluye un video donde te muestro cómo hacerlo

    Primeros pasos para superar tu ansiedad y dejar trás el pánico ¡QUIERO LA GUÍA!
    Concha Martínez

    Soy Concha Martínez, psicóloga especializada en ayudar a mujeres con ansiedad a liberarse de sus miedos y preocupaciones para que se sientan capaces de hacer frente a las situaciones que en estos momentos temen y tomen las riendas de su vida.

    ¿Hablamos?